pag03b 12

Cuentos con moraleja: "El barbero incrédulo"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

barbero

La fe de muchos cristianos es tan superficial que de poco les sirve cuando tienen que enfrentarse a los problemas reales de esta vida.

Hace algún tiempo me contaron la historia de un barbero, que debido a su poca fe se declaró ateo; y todo, porque no podía entender por qué Dios permitía el sufrimiento. Permítanme que les cuente brevemente esta historia.

Érase una vez un hombre de cabellos bastante largos que fue a una barbería una tarde del mes de agosto. Como no había futbol y los políticos se habían ido todos de vacaciones, al pobre barbero no se le ocurría ningún tema de conversación mientras atendía a su cliente. Intentó comenzar varios asuntos: que si el calor, que si los incendios, pero el cliente no se daba por aludido. Al final terminaron hablando de los negocios. En esto que el cliente dice:

-“Desde que Dios ha puesto su mano, parece que la cosa se va animando…”

El barbero, que estaba ya desesperado, encontró en esta expresión un posible tema de conversación, por lo que le dijo al cliente:

-Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como usted dice.

-Pero, ¿por qué dice usted eso? - preguntó el cliente.

-Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe. O... dígame, ¿acaso si Dios existiera, habría tantos enfermos? ¿Habría niños abandonados? Si Dios existiera, no habría sufrimiento ni tanto dolor... Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas –replicó el barbero.

El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión. El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Acababa el cliente de salir de la barbería, cuando se cruzó en la calle con un hombre con la barba y los cabellos bastante largos y desarrapados. Entonces, entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:

-¿Sabe una cosa? Los barberos no existen.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "¿Dónde está Dios cuando más lo necesitamos?"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

dondestadios

Susana, cuando vio salir del quirófano al cirujano que acababa de operar a su hijo le preguntó:

-¿Cómo está mi pequeño?

-Lo siento, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance.

Susana dijo consternada:

-¿Por qué a los niños les da cáncer? ¿Es que acaso Dios ya no se preocupa por ellos? Dios, ¿dónde estabas cuando mi hijo te necesitaba?

El cirujano le dijo:

-Una de las enfermeras saldrá para dejarle pasar unos minutos con los restos de su hijo antes de que sean llevados a la universidad.

Susana pidió a la enfermera que la acompañara mientras se despedía de su hijo. Recorrió por última vez con su mano el cabello rojizo, mientras que unas lágrimas de dolor salían de sus ojos. La enfermera le preguntó si quería conservar uno de los rizos, Susana asintió. La enfermera corto el rizo, lo colocó en una bolsita de plástico y se la dio a Susana.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "El perro y el conejo"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.75 (2 Votes)

perro y conejo

Un señor le compró un conejo a sus hijos. A su vez, los hijos del vecino le pidieron una mascota a su padre. El hombre les compró un cachorro pastor alemán.

El vecino exclamó:

- ¡Pero el perro se comerá a mi conejo!

- De ninguna manera, mi pastor es cachorro. Crecerán juntos y serán amigos. Yo entiendo mucho de animales. Ten por seguro que no habrá problemas.

Y parece que el dueño tenía razón. El perro y el conejo crecieron juntos y se hicieron amigos. Era normal ver al conejo en el patio del perro y al revés.

Un viernes, el dueño del conejo se fue a pasar un fin de semana a la playa con su familia. El domingo por la tarde el dueño del perro y su familia estaban merendando, cuando entró el perro a la cocina. Traía al conejo entre los dientes, sucio de sangre y tierra, y además muerto. Le dieron tantos palos al perro que casi lo matan.

Decía el hombre:

- El vecino tenía razón, ¿y ahora qué haremos?

La primera reacción fue echar al animal de la casa como castigo, además de los golpes que ya le habían dado. Los vecinos volverían en unas horas de la playa y se encontrarían el desastre. Todos se miraban, como preguntándose qué hacer. Mientras, el perro lamía las heridas que le habían hecho sus amos de tantos palos.

Uno de ellos tuvo la siguiente idea:

- Bañemos al conejo, lo dejamos bien limpito, lo secamos con el secador y lo ponemos en su madriguera en el patio.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: “El cirujano”

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

cirujano

Mañana por la mañana abriré tu corazón - le explicaba el cirujano a un niño.

Y el niño interrumpió:

-          ¿Usted encontrará a Jesús allí?

El cirujano se quedó mirándolo, y continuó:

-          Cortaré una pared de tu corazón para ver el daño completo.

-          Pero cuando abra mi corazón, ¿encontrará a Jesús ahí?, volvió a interrumpir el niño.

El cirujano se volvió hacia los padres, quienes estaban sentados tranquilamente.

-          Cuando haya visto todo el daño allí, planearemos lo que sigue, ya con tu corazón abierto.

Pero, ¿usted encontrará a Jesús en mi corazón? La Biblia bien claro dice que Él vive allí. Las alabanzas todas dicen que Él vive allí.... ¡Entonces usted lo encontrará en mi corazón!

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "El mejor ginecólogo"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

mujer-embarazada-bebe

Llega una mujer muy asustada al consultorio de su ginecólogo y le dice:

- Doctor: ¡por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio! Mi bebé aún no cumple un año y ya estoy de nuevo embarazada. No quiero tener hijos en tan poco tiempo, prefiero un espacio mayor entre uno y otro...

El médico entonces le preguntó:

 -Muy bien, entonces ¿qué quiere que yo haga?

Ella respondió:

-Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo de silencio le dice a la mujer:

 -Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "No es mi problema"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

noesmiproblema

Érase una vez una familia de granjeros que vivía en su granja a unos diez kilómetros de un pueblecito de Cáceres allá por los años cuarenta del siglo pasado. Los pobres granjeros llevaban años luchando contra una plaga de ratones que se comían el grano e incluso entraban a la cocina de la casa y robaban todo lo que podían.

Por esos días pasó por el pueblo un buhonero con su carro tirado por una mula vieja, delgada y cansina en el andar. Cuando nuestros granjeros supieron que el buhonero estaba en el pueblo, se acercaron a preguntarle:

-          Disculpe, Sr. Buhonero, ¿no tendría usted una trampa para cazar ratones? Es que tenemos una plaga de ratones en la granja y no hay modo de terminar con ellos.

El Sr. Buhonero buscó entre sus pertenencias y encontró lo que le habían pedido. Puso el cepo en una cajita de cartón y se lo entregó a nuestros granjeros a cambio de dos kilos de trigo.

Cuando los granjeros llegaron a su casa, se dispusieron a preparar la trampa; pero no se dieron cuenta que un ratón había estado mirando por un agujero pequeño que había en la pared de la cocina. En su mente, nuestro amigo Ratón, se imaginó un buen trozo de queso o cualquier otra comida apetitosa que sus señores acababan de comprar; pero cuando abrieron el paquete quedó aterrorizado al descubrir que era una trampa para cazarle a él

Tremendamente asustado, fue corriendo al patio de la granja para advertir al resto de los animales que allí vivían:

-          "¡Hay una ratonera en la casa, una ratonera en la casa! ¡Los amos han comprado una ratonera!”.

Continuar leyendo

Imprimir Email

INFORMACIÓN PARROQUIAL
 
Santa Misa
Martes - Sábado: 7:30 am y 7pm
Domingos: 9:30 am, 11am, 12:30pm y 7pm
Misa Tridentina
  - Martes y Jueves: 7:30 am
  - Domingos: 5 pm
 
Confesiones
Medio hora antes de la Santa Misa
 
Adoración al Santísimo
Jueves: 8 am - 6:15 pm
 
Bautizos
Todos los Sábados: 5 pm
 
Atención a los Enfermos
Todos los Viernes.
En caso de urgencia, todos los días, a cualquier hora.
 
Horario de Oficina
Lunes - Viernes: 9 am - 12 pm y
3 pm - 6:30 pm

Dirección: Km 11.5 Vía Samborondón, junto a Ciudadela San Antonio. Teléfono: (593-4) 4506555 Celular: 0988 778 576
E-mail: párroco: juan_marin_lopez@yahoo.com - secretaria: parroquia.santo.tomas.apostol1@gmail.com
DAULE - ECUADOR