pag03b 12

Cuentos con moraleja: "Sembrando el bien"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

flor

Un hombre cogía cada día el autobús para ir al trabajo. Una parada después, una anciana subía al autobús y se sentaba al lado de la ventana. La anciana abría una bolsa y durante todo el trayecto, iba tirando algo por la ventana.

Siempre hacía lo mismo y un día, intrigado, el hombre le preguntó qué era lo que tiraba por la ventana.

— ¡Son semillas! — le dijo la anciana.

— ¿Semillas? ¿Semillas de qué?

—- De flores. Es que miro afuera y está todo tan vacío… Me gustaría poder viajar viendo flores durante todo el camino. ¿Verdad que sería bonito?

— Pero…tardarán en crecer, necesitan agua…

— Yo hago lo que puedo hacer. ¡Ya vendrán los días de lluvia!

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "Camino del cielo"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

kids in backpacks 1

El padre de Pedro murió como consecuencia de la miseria. Seis meses más tarde, su esposa lo siguió, consumida por las privaciones.

—Adiós, dijo la mujer al hijito, te dejo solo aquí en la tierra; sé bueno y persevera en la oración, que un día nos encontraremos en el cielo.

Pedro quedo solo en el mundo. Tenía apenas seis años, y una vecina caritativa lo acogió, dividiendo con él su pan de cada día. Entretanto, por más que se esforzaba en cuidar del niño, el corazón del pequeño huérfano estaba siempre junto a sus padres ausentes, que ansiaba por reencontrar.

En una de las largas noches que pasaba despierto, fue tomado por un pensamiento:

—¡Ah, el cielo! Debe de ser un lugar de mucha alegría, porque papá y mamá fueron allí y no pensaron siquiera en volver. Estoy seguro de que en el cielo no debe de faltar nada. Pero… ¿Por qué ellos no me llevaron también? ¡Si yo pudiese ir a su encuentro, los abrazaría y besaría!

Desde aquél día, Pedro se le metió en la cabeza la idea de partir para el cielo en busca de sus padres. Cierta mañana, sin decir nada a nadie, juntó en un fardo la poca ropa que tenía y se puso en camino. Después de mucho andar, llegó a una aldea. Llegó tan exhausto que cayó delante de una puerta donde había una cruz. Era la casa parroquial de la iglesia del pueblo.

El buen sacerdote oyó un gemido y corrió para ver qué era, encontrando el niño postrado en el suelo.

—¿Quién eres tú, pobre criatura, y de dónde vienes?

—Yo soy Pedro, papá y mamá me dejaran solo y se fueron ambos para el cielo. Mamá me dijo que los encontraría un día allá, con la condición de que fuese bueno y rezase siempre. ¿Pero dónde está este bendito cielo? ¡Hace tanto tiempo que estoy andando para encontrarlo!

—Ven conmigo, pobre pequeño, dijo el padre enternecido. Vamos juntos a buscar a tus padres.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "¡Quitadme los zapatos!"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

zapatosbarro

San Felipe Neri consideraba que la primera virtud de un santo es la humildad. Había en su época una religiosa de la que todos hablaban, pues se decía que tenía revelaciones. Un día, el Papa mandó precisamente al padre Felipe a aquel convento para que valorara la santidad de la monja.

El tiempo empeoró y la lluvia caía como sólo Dios la sabe mandar, así que Felipe Neri se puso de barro hasta las rodillas.

Llegado al convento, preguntó enseguida por la monja y…. ahí viene: seria, muy seria, afligida, totalmente perdida en Dios.

El santo se sienta, extiende la pierna y dice a la monja:

—¡Quitadme los zapatos!

La monja se enfureció. Alzó el mentón y permaneció inmóvil e indignada.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "Dios aprieta pero no ahoga"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

dios aprieta pero no ahogap

Había un hombre muy rico que poseía muchos bienes, una gran estancia, mucho ganado, varios empleados, y un único hijo, su heredero.

Un día, el viejo padre, ya avanzado en edad, dijo a sus empleados que le construyeran un pequeño establo.

Dentro de él, el propio padre preparó una horca y, junto a ella, una placa con algo escrito: “Para que nunca desprecies las palabras de tu padre”.

Más tarde, llamó a su hijo, lo llevó hasta el establo y le dijo:

—¡Esta horca es para ti! Te conozco muy bien y sé que cuando yo falte dilapidarás toda la herencia viviendo malamente. Quiero que me prometas que, si sucede lo que yo te he dicho, no te suicidarás con veneno o disparándote un tiro sino que te ahorcarás en ella.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Cuentos con moraleja: "Madres son mientras los hijos viven"

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

amor a la madrep

En cierta ocasión a San José María Rubio, S. J. (fallecido en 1929), una mujer mayor le dijo:

—Venga esta tarde a confesar a un moribundo – y le dio la dirección.

Cuando el P. Rubio llamó a la dirección indicada abrió un joven, que no tenía aspecto de estar enfermo. Pensando que podría haber otra persona, dio el nombre del indicado por la señora como moribundo.

—Soy yo – respondió.

—Perdone, me habían dicho que había un moribundo.

El hombre se echó a reír. Al ver el aspecto cansado del sacerdote lo invitó a pasar y sentarse. Allí pudo ver la foto de la misma señora que aquella mañana le había dado la dirección del “enfermo”.

Continuar leyendo

Imprimir Email

Tres mentiras del demonio

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

infiernop

El demonio, que es el padre de la mentira y de todos los mentirosos (Jn 8:44), en un movimiento de profunda inteligencia y sutileza, ha sido capaz de deslizar entre los hombres tres sibilinas mentiras que muchos han aceptado y que están haciendo mucho daño a todos los creyentes. Estas mentiras son las siguientes: “no tengo pecados”; “estoy salvado” y “Dios no puede condenar a nadie pues es infinitamente misericordioso”.

Muchos cristianos han reducido los mandamientos de Dios a no matar y a no robar, olvidándose de que hay muchos más mandamientos. Con frecuencia experimento extrañeza cuando una persona, después de estar varios años sin confesar, viene un día y me dice que no tiene ningún pecado grave. Yo, conociendo el paño, insinúo al penitente si le puedo hacer algunas preguntas con el fin de hacer una confesión íntegra, a lo que siempre me responden que no hay problema alguno. Entonces, les empiezo a hacer un repaso mandamiento por mandamiento y descubro que hay muchos pecados mortales. Es por ejemplo muy frecuente no venir a Misa todos los domingos y no confesarse de ese pecado. En el caso de las personas casadas, si les preguntas si viven castidad matrimonial y hacen todo de acuerdo con la voluntad de Dios, en un primer momento te dicen que sí, pareciendo que todos viven una castidad matrimonial perfecta y ninguno tiene nada de qué acusarse; pero si desciendes a detalles: ¿Está haciendo alguna cosa para evitar tener hijos, como usar preservativos o anticonceptivos? Descubres, no sin sorpresa, que tampoco se pensaban confesar de eso pues creían que la Iglesia no tenía por qué meterse en esas cosas. Y estos dos pecados son sólo a modo de ejemplo, pero la lista sería interminable.

Continuar leyendo

Imprimir Email

INFORMACIÓN PARROQUIAL
 
Santa Misa
Martes - Sábado: 7:30 am y 7pm
Domingos: 9:30 am, 11am, 12:30pm y 7pm
Misa Tridentina
  - Martes y Jueves: 7:30 am
  - Domingos: 5 pm
 
Confesiones
Medio hora antes de la Santa Misa
 
Adoración al Santísimo
Jueves: 8 am - 6:15 pm
 
Bautizos
Todos los Sábados: 5 pm
 
Atención a los Enfermos
Todos los Viernes.
En caso de urgencia, todos los días, a cualquier hora.
 
Horario de Oficina
Lunes - Viernes: 9 am - 12 pm y
3 pm - 6:30 pm

Dirección: Km 11.5 Vía Samborondón, junto a Ciudadela San Antonio. Teléfono: (593-4) 4506555 Celular: 0988 778 576
E-mail: párroco: juan_marin_lopez@yahoo.com - secretaria: parroquia.santo.tomas.apostol1@gmail.com
DAULE - ECUADOR